Conclusiones del 2º Congreso de Inteligencia Emocional y Bienestar
Os comunicamos las conclusiones alcanzadas durante la celebración del 2º Congreso de Inteligencia Emocional y Bienestar.

– Apostamos porque Zaragoza sea la ciudad referente de la Inteligencia Emocional. Este 2.º Congreso se verá completado por investigaciones, publicaciones, cursos formativos y proyectos de innovación educativos.

– La Educación Emocional y la Psicologia positiva van a constituir la verdadera revolución educativa en los próximos años.
Proponemos a las diferentes Administraciones educativas y agentes sociales que se incluyan las referencias a la Inteligencia Emocional en la normativa educativa.
– Es imprescindible la formación en la educación de la Inteligencia Emocional en los currículum de la formación inicial y permanente del profesorado.
– La Inteligencia Emocional es importante para el ámbito educativo, pero también lo es en el ámbito social, del deporte, de la salud, en el de la empleabilidad y, en definitiva, en todas las áreas relacionadas con el bienestar.
– Las habilidades emocionales deberían ser previas a cualesquiera otras de tipo científico, investigador, etc.
– En la sociedad del presente, y aún más en la del futuro, cada vez va a ser más necesario poseer habilidades emocionales para cualquier profesión. Por tanto, habrá que preparar a la ciudadanía para esas nuevas exigencias.
– Las familias son el entorno propicio y necesario para
trabajar la educación socioemocional desde una perspectiva preventiva en cada uno de sus miembros.
– Es preciso potenciar la colaboración de las familias y los
centros educativos, servicios sociales y sanitarios para la
mejora de la comunicación y el propio desarrollo de
las competencias socioemocionales
– Es necesario aumentar el protagonismo de los niños y
niñas para crearles espacios y ámbitos propicios para el desarrollo de la educación socioemocional y tengan un mayor equilibrio en su desarrollo emocional, cognitivo y social.
– El emprendimiento es una competencia, no solo relevante en momentos de crisis, transversal en el desarrollo personal, académico y transversal. Es como una forma de vida.
– La articulación con la empresa desde la Inteligencia Emocional es clave para el avance del tejido profesional y laboral.
Se insta a relacionar la empresa y el emprendimiento con los campos de educación formal, no formal e informal, porque unos con otros se nutren de una forma bidireccional y sistémica en la inteligencia emocional.
– Hemos de ser críticos también con el hecho de que la Inteligencia Emocional no hace al profesional, aunque sí es una competencia clave en su evolución, crecimiento y expansión.
– Es importante impulsar el desarrollo de trabajos científicos que contribuyan a integrar la inteligencia emocional en los distintos ámbitos de la vida de un modo adecuado.
– Proponemos a los agentes sociales, administraciones educativas, profesionales de la educación y partidos políticos un Pacto por la Educación, que contemple la Educación Emocional como uno de los pilares fundamentales.
En definitiva, tenemos ante todos nosotros todo un reto ante el que tenemos que seguir avanzando.
ASOCIACIÓN ARAGONESA DE PSICOPEDAGOGÍA