Escribí este artículo hace ahora seis años.
Buff, cómo pasa el tiempo. Y seguimos mirando con estos ojos del cuerpo, entrenados para buscar errores. 
¡¡Más Consciencia en Movimiento es lo que nos hace falta!!




“En tiempos de crisis, sonríe.

Invéntate una palabra nueva y aplícala a cualquier cosa que se te ocurra, cuanto más disparatada mejor.
¡Quedarse en casa quejándose y temiendo por el futuro no es buena opción!
Busquemos belleza; en las personas, en los rincones, en todo lo que nos rodea. Estate atento, no se te vaya a escapar nada.
Haz alguna locura que salpique de ternura a tu alrededor. Saluda con entusiasmo a los que te encuentras, aunque apenas los conozcas. Viste colores alegres. Regala flores o cualquier detalle simpático e inesperado.
Sobre todo es importante no contribuir a la contaminación atmosférica. ¡Fuera gruñidos y malas caras! Ahora necesitamos abono emocional, refuerzos positivos, elogios, sonrisas, besos, caricias…¿Hace frío? ¡Pues a darse abrazos “sandwich”, de oso y de osa, de amantes, de amigos, de hermanos…!
Diseña una crisis a tu medida. Puedes empezar por ahorrarte disgustos y pensamientos pesimistas. Recuerda que el lenguaje configura tu vida y que atraes aquello en lo que proyectas tu pensamiento.
Así que proyectemos nuestro pensamiento en un mundo mejor, más humano, más natural, más sereno.
Las crisis fuerzan el cambio. Por favor, no atraigamos más de lo mismo. Esta es nuestra oportunidad”.
Escrito por María