Soy diplomada en Pedagogía Sistémica por la A12 de Zaragoza, en colaboración con Universidad CUDEC de México, en la línea de investigación y docencia Angélica Olvera. Me he formado de manera presencial con Angélica.

La pedagogía sistémica es una manera de entender la educación como un proceso en el que están implicadas las personas como elementos de sistemas en continuo movimiento, de acuerdo a unas leyes comunes a todos los seres humanos. Es decir:

– Ni alumnos, ni padres, ni madres, ni profesores somos seres aislados. Todos pertenecemos a un sistema familiar, social, educativo, cultural, etc.

– El sistema al que pertenecemos está sujeto a unas determinadas leyes descritas por Bert Hellinger en sus trabajos de terapia sistémica. Estas leyes u órdenes del amor son: la ley de la pertenencia, la ley del orden y el equilibrio entre dar y recibir.

– Cuando no se comprenden ni se respetan estas leyes naturales surgen los conflictos en todos los ámbitos, ya que los seres humanos nos movemos en espacios interrelacionados.

* Dado que todos pertenecemos a nuestro sistema, cuando alguien es excluido (expulsado, castigado, humillado…) ello afecta al sistema completo.

* Hay un orden y lugar natural que debe respetarse. Los profesionales y familias deben ubicarse en el papel que les corresponde, respetando y honrando la función que desempeñan los demás.

* El equilibrio entre dar y recibir implica regular las relaciones entre iguales, entre mayores y pequeños desde el respeto y la aceptación mutuos.

Los docentes y orientadores sistémicos desarrollamos una forma de mirar (mirada sistémica) las acciones de enseñanza-aprendizaje a partir de la comprensión de estas leyes en nuestra propia vida. Yo como profesional, pertenezco a un sistema determinado (familiar, social, cultural) que ha respondido a determinados patrones o creencias. Todo ello ha conformado la persona que soy. Si acepto y amo la persona que soy, es porque antes he honrado, amado y aceptado todo mi sistema familiar, educativo, cultural y social.

La mirada sistémica considera básicos tres pilares:

– Los alumnos son parte de un sistema complejo, no estático, sujeto a diferentes dinámicas o movimientos que responden a unos determinados patrones.

* Este sistema se compone a su vez de diferentes subsistemas (familia, escuela, pandilla, barrio, etc.) que también se encuentran en continuo movimiento.

* La mirada sistémica intenta abarcar el sistema completo al que pertenecen las personas implicadas en el proceso de educación (familias, alumnado, profesorado…) desde la aceptación radical de todo lo que es.

* Es una mirada inclusiva, que no enjuicia los sistemas a los que pertenecen las personas.

– Al formar parte de un sistema interrelacionado, cualquier cambio o movimiento en el sistema o subsistema, afecta al resto de los elementos, personas, patrones que están en funcionamiento.

– La lealtad al sistema es un impulso muy fuerte que procede de manera inconsciente del interior de la persona. Las propuestas y los cambios deben tener en cuenta este aspecto para poder salir adelante.

Si quieres tener más información o trabajar tu genograma, escríbenos a 

si@conscienciaenmovimiento.es

¿QUIERES MÁS INFORMACIÓN?

13 + 13 =