Seleccionar página

Etiqueta: ECOLOGÍA DEL AULA

ROL DEL DOCENTE DEL SIGLO 21

Adaptado de un texto de la red. No he encontrado al autor, lo siento. Gracias por tu generosidad, sea quien seas.   El aprendizaje no se da de la misma manera en todos. Ante esta realidad, el docente tiene dos opciones: Utilizar las diferencias que se le presentan como un potencial que trae diversos talentos al grupo y que beneficia a todos, o Tratarlas sólo de manera superficial, o ignorarlas, y perder la gran oportunidad que brinda la diversidad. Es necesario que el docente pueda crear en el aula una atmósfera que invite a todos a investigar, a aprender, a construir su aprendizaje, y no sólo a seguir lo que él o ella hace o dice. El rol del docente no es sólo proporcionar información y gestionar el aula, sino ser un mediador entre el alumno y el ambiente. Dejando de ser el protagonista del aprendizaje para pasar a ser el guía o acompañante del alumno.   Pero ¿cómo se puede lograr? Brooks y Brooks (1999), proponen una serie de características que conforman el perfil del docente que se considera adecuado para atender a la diversidad de la clase y tomar ventaja de la riqueza que esta diversidad aporta al ambiente de aprendizaje.   Este perfil puede adecuarse a cualquier situación de enseñanza-aprendizaje y a cualquier nivel. El docente: – Estimula y acepta la autonomía y la iniciativa de los estudiantes. Esta autonomía, iniciativa y liderazgo ayudan al alumno a establecer conexiones entre ideas y...

Leer Más

ALGUNAS APLICACIONES AL AULA DEL II CONGRESO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL Y BIENESTAR

ALGUNAS CONCLUSIONES DESPUÉS DEL II  CONGRESO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL DE ZARAGOZA, ORGANIZADO POR LA ASOCIACIÓN ARAGONESA DE PSICOPEDAGOGÍA. MAYO 2015 El 21 de mayo dio comienzo el II Congreso de Inteligencia Emocional y Bienestar en Zaragoza, organizado por la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía. Más de 600 profesionales nos hemos encontrado en Zaragoza,  Comparto con vosotros algunas de las reflexiones de las ponencias que pienso tienen  mayor aplicación al ámbito de la enseñanza. –          Las emociones (propias y ajenas) filtran los aprendizajes. Es un estado emocional alterado o negativo es imposible enseñar ni aprender. Gestionar la emoción en el aula puede ser tan sencillo como permitir que se exprese (preguntando a los alumnos como se encuentran, por ejemplo) y validarla (no cuestionarla, aceptarla. La emoción es la que es). La expresión de la emoción puede hacerse a través de una metáfora: hoy estoy nublado,  brillo como el sol, soy un tambor, me siento como un mar en calma… –          Un momento de atención plena o relajación antes de empezar la clase ayuda a centrar la atención. Quizás sea suficiente con uno o dos minutos de silencio, sobre todo después del recreo. Se puede sugerir a los alumnos concentrarse en la respiración, en las sensaciones corporales internas o en los sonidos del exterior. –          Una persona habitualmente no presta plena atención sostenida por más de 15 ó 20 minutos. Por ello...

Leer Más

ECOLOGÍA DEL AULA: ASUMIR LA BIODIVERSIDAD. DESCRIPCIÓN DE ESPECIES. JOSUÉ.

Mi clase no es un campo de césped artificial. Se parece más bien a la selva amazónica, con una gran variedad de especies las cuales despliegan distintas formas, tamaños y conductas. Hoy os voy a hablar brevemente de Josué (nombre ficticio). Él me ha dado su permiso y lo elegí porque fue el primero que se interesó por tener una profe escritora y curioseó un poco por el blog.  Josué es un tipo de homo emotionalis, pura fuerza, vitalidad y emoción descontrolada. Quizás ahora esté aprendiendo a controlarse más, pero no se gestiona. Yo preferiría que se gestionara las emociones, es decir, que en vez de aguantarse y contenerse, aprendiera a expresar lo que siente y a realizar peticiones claras y amables en momentos de necesidad. Se controla, se controla, pero se convierte en una olla exprés a punto de explotar.  Por otro lado, si le tocas brinca medio metro: es la persona más cosquillosa que conozco, así que tengo que acercarme con cuidado no vaya a ser que se dé con la cabeza en el techo o pegue un grito huracanado en mitad de la clase.  A mí me gustaría que se concediese la libertad de reír de corazón cuando lo situación lo pide, pero también que se centrara más en sí mismo porque a veces tiene una lengua demasiada afilada para juzgar los errores de los demás....

Leer Más

ECOLOGÍA DEL AULA: LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS EMOCIONALES

Siento, luego existo.  No podemos seguir ignorando el hecho de que, si no tomamos en consideración las emociones de las personas que conforman la biocenosis del aula (todos los seres vivos), no vamos a llegar muy lejos como educadores. La letra nunca entró con sangre. Lo que entraba con sangre era mucha ira y mucha rabia. Se cercenaban de raíz talentos y posibilidades de futuro. Todas las experiencias se perciben y asimilan desde un estado emocional y, a su vez, una vez vividas, dejan un residuo emocional en nosotros que unas veces es positivo y otras no. Dicen los neurocientíficos que el cerebro humano tiene un sesgo negativo, es decir, está configurado por su evolución a prestar más atención a aspectos negativos de la vida que a los positivos. Además, una vez vividas, si no realizamos un esfuerzo consciente, las experiencias dolorosas tienden a recordarse más que las placenteras. Y para colmo no se recuerdan tal cual sucedieron, sino que les añadimos detalles aquí y allá a partir de nuestras expectativas y creencias sobre lo que sucedió o debería haber sucedido. Es importante hablar en el aula. Preguntarnos unos a otros cómo estamos, qué tal fue el fin de semana, cómo hemos empezado el día, si hay algo que nos ronda por el alma y no nos deja concentrarnos. Podemos prestar atención de manera voluntaria a las cosas que...

Leer Más

ECOLOGÍA DEL AULA. LA BIOCENOSIS Y SUS RELACIONES: EL MUTUALISMO

Una biocenosis (también llamada comunidad biótica, ecológica o simplemente comunidad) es el conjunto de organismos que coexisten en ese espacio del que hablaba hace unos días definido como biotopo. El biotopo, como mencioné, debe ofrecer las condiciones ambientales necesarias para el adecuado desarrollo de los organismos que lo habitan.   Los organismos más destacados que habitan el biotopo de las aulas son, lógicamente, alumnos y profesores. Comparten un espacio determinado durante un tiempo y allí se relacionan formando una pequeña comunidad cuyos individuos interaccionan de distintas formas.  Lo ideal sería que se establecieran relaciones en las que ambos organismos salieran beneficiados, lo que la biología llama “mutualismo”. Individuos de distintas especies interaccionan, se benefician y mejoran sus aptitudes. También se le puede llamar cooperación, cuando ocurre entre individuos de la misma especie.  Ésta sería la situación ideal en el aula, en la que todo bicho viviente, independientemente de su edad y condición. se relacionara de manera colaborativa y amable teniendo en mente en el beneficio mutuo y el desarrollo y mejora todas las partes implicadas.  Es preferible que esta relación de mutualismo sea temporal y sirva un propósito concreto, de manera que se vaya avanzando hacia formas más complejas de cooperación, en las que los organismos escogen beneficiarse mutuamente pero pueden perfectamente desarrollar sus capacidades sin depender del otro (sea quien sea).  El mutualismo es de gran importancia para...

Leer Más
  • 1
  • 2