Un poema para meditar

DESIDERATA Anda plácidamente entre el ruido y la prisa y recuerda que puede haber paz en el silencio. Vive en buenos términos con todas las personas, todo lo que puedas sin rendirte. Di tu verdad tranquila y claramente. Escucha a los demás, incluso al aburrido y al ignorante: ellos también tienen su historia. Evita a las personas ruidosas y agresivas que maltratan el espíritu. Si te comparas con otros puedes volverte vanidoso y amargo, porque siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú. Disfruta de tus logros, así como de tus planes. Mantén el interés en tu...

Leer Más