Seleccionar página

Etiqueta: REFLEXIONES

UN PENSAMIENTO PARA HOY: MARÍA Y ORIAH, CORAZÓN ROTO, CORAZÓN RECONSTRUIDO

  Trabajar en un hospital con niños enfermos puede, sin duda alguna, romperte el corazón.  Pero también es seguro que lo que esos niños y niñas y sus familias necesitan no son más corazones rotos, sino sonrisas amables, palabras de aliento y silencios compartidos. El Aula es un lugar para el arte, la música, la danza, el amor… Y cuando acaba la semana, busco un refugio feliz en la naturaleza, en la tierra firme que me sostiene, tierra cubierta de verde y de flores, a las orillas de agua de invierno que ruge, a los pies de montañas nevadas. ...

Leer Más

MIRAR A NUESTROS MAYORES

Se están haciendo mayores, el cuerpo pesa, los recuerdos se agolpan, se sienten extraños porque tantos otros ya partieron y ellos siguen aquí. A veces parece que eligen olvidar. Tantas emociones no expresadas, tanto dolor que no tocaba compartir, la Vida que a veces no se entiende.  Pero su Vida también fue alegría, trabajo que dio frutos, familia y amigos, música y risas. Vida plena vivida momento a momento.  Escucho que te duele, que te dan pena… Con la pena les robas la fuerza, te digo. La lástima no ayuda, no dignifica, no honra. ¿Cómo explicarlo? ¿No será tu propia pena la que te das tú? ¿No será que proyectamos fuera esa desazón que nos provoca el paso de los años, el envejecimiento, la enfermedad y la muerte? ¿No será eso?, me pregunto. Ellos no se merecen nuestra pena. Lo que necesitan es admiración y respeto, sincero y profundo. Porque salieron adelante, porque hicieron lo mejor que pudieron con sus vidas, porque son grandes por dentro aunque sus cuerpos ya no lo muestren.  Ellos necesitan nuestra alegría y nuestro amor, amor incondicional, incluso hacia sus achaques, pérdidas de memoria, cambios de humor… Es tan fácil cambiar la mirada, es tan fácil pasar de la pena a la admiración, de la lástima al respeto y la honra. ¡Y te sientes tan ligera después! ¡Más fuerte y más capaz de estar plenamente presente! Gracias...

Leer Más

CAMINO AL HOSPITAL

CAMINO AL HOSPITAL Cada mañana emprendo el camino al hospital, no puedo negar que con algo de sueño pero con mucha ilusión. Intento que el trayecto sea lo más consciente posible. Cuando noto que mi mente vagabundea, cuento los pasos, presto atención a las plantas de mis pies, me fijo en las personas con las que me cruzo. Me gusta escuchar las conversaciones que padres e hijos mantienen en su camino a la escuela, siempre a paso demasiado rápido para los críos, que se agarran a la mano de sus mamás o papás como cometas al vuelo. A veces me entran ganas de pararlos y recordar a los padres que sus piernas miden el doble que las de sus hijos. La prisa y la paz no se llevan demasiado bien… Cuando cruzo la puerta del hospital siempre me invade una sensación difícil de describir: agradecimiento, asombro, ganas de tener un buen día o al menos aceptar con calma lo que me llegue. Subo despacio los escalones que me llevan hasta la planta que está la escuela. Me gusta llegar la primera, pero esta primavera me ha vuelto un poco remolona y me cuesta despegarme las sábanas por la mañana. La mamá de una de mis alumnas que caminó durante meses el estrecho sendero que separa la vida y la muerte, nos dijo esta semana a otra madre y a...

Leer Más

LA DANZA, DE ORIAH MOUNTAIN DREAMER

Entre lecturas y citas entresacadas del máster de mindfulness que estoy haciendo en la universidad de Zaragoza, encontré la que he escrito sobre la piedra en forma de corazón que está más abajo. Pertenece al libro de Oriah, una escritora canadiense que me ha enamorado. Si pudiera hablarle le diría que lleva dos semanas viviendo bajo mi techo, pegada a mí, en mi corazón y en mis pensamientos. La he leído en inglés y encuentro algunas frases, de belleza indescriptible,  difíciles de traducir literalmente al castellano. Te comprendo Oriah, pero para transmitirte tengo que usar mis propias palabras, sin apartarme de lo que quieres decir.  “¿Y si tu contribución al mundo y  la realización de tu propia felicidad  no dependen  de descubrir un mejor método de orar o  de una técnica de  meditación,  no dependen  de leer el libro correcto o escuchar una gran charla,  sino que  realmente brotan de verte y apreciarte  a ti y al mundo  tal y como sois ahora mismo?”  Oriah, La danza   http://www.oriahmountaindreamer.com/     Cuerpos separados y distantes pero el milagro de unas páginas escritas que me han hecho viajar hasta Toronto, hasta una Canadá que yo soñaba de pequeña, cuando en ratos aburridos de colegio me dedicaba a dibujar “lagos de Canadá” rodeados de árboles, lugares que a ti te han nutrido el espíritu para poder escribir y con los que yo fantaseaba...

Leer Más

AMAR LO QUE ES EN ESTE INSTANTE

AMAR LO QUE ES Dice Byron Katie en su libro “Mil nombres para la alegría”: “No sé qué es lo mejor para mí, para ti o para el mundo. No trato de imponer mi voluntad en ti ni en nadie más. No te quiero cambiar, ni mejorarte, ni convertirte, ni ayudarte ni sanarte. Solo quiero dar la bienvenida a las cosas tal como van y vienen. Eso es verdadero amor. La mejor forma de guiar a las personas es permitirles encontrar su propio camino.”   Si estamos atentos veremos mucha necesidad en el mundo. Algunos puede que decidamos mirar a otro lado para no sentir dolor, otros nos contagiamos de las emociones de los demás confundiendo la empatía con el sufrimiento compartido. Estamos también quienes nos atrevamos a mirar y a tender una mano, con el sincero deseo de aliviar el sufrimiento ajeno. Todos nos hemos visto en alguna de estas posiciones, y todo está bien, porque son estadios en el camino de hacernos más conscientes y de comprender que el dolor es inherente a la vida humana.   Puedes intentar distraerte, de diversas formas, pero más pronto o más tarde te va a tocar. Y si no le añadimos resistencia, se quedará en dolor y no pasará a ser sufrimiento. Todas las cosas de la vida son impermanentes. Todo va y viene. Todo pasa.   Dicen que lo...

Leer Más