Seleccionar página

Etiqueta: REFLEXIONES

NARRAR PARA SANAR

Importa cómo te lo cuentas, cómo te cuentas lo que te pasa o lo que le pasa a los demás. Puedes, si quieres,  hacer de tu vida un relato que inspire alegría, serenidad y aceptación. Tienes la libertad de agrandar los problemas o ver el lado divertido en todo lo que haces. Aferrarte a los recuerdos dolorosos o permitir que se extinga su lado oscuro. Somos las historias que nos contamos. Puedo ser “Nadie me quiere ni se preocupa por mí” o “Todos lo hacemos lo mejor que podemos y yo voy a apostar por agradecer todo lo bueno que hay en la vida” Si me cuento que soy un cuerpo y el cuerpo no es el que yo quisiera, sufro. Suelta el cuerpo. Tú eres algo infinitamente más ilimitado e intangible que tu cuerpo. Tú no eres tu cuerpo. No te cuentes ese cuento. Si me cuento que soy de esta familia y esta familia no es la que yo creo necesitar, sufro. Si me cuento que sin ellos no puedo vivir y que si algo les sucede mi vida se acaba, entonces verdaderamente mi vida se acaba. Por lo tanto, honra, respeta, agradece tu familia, pero no permitas que te limite. Tú eres algo infinitamente más ilimitado e intangible, tú no eres tu familia. Que tu historia sea una de expansión e inclusión. No quieras limitarte a...

Leer Más

Aprendiendo sobre las emociones y la salud

Esta última semana he estado haciendo el primer módulo de formación en Bioneuroemoción con el Instituto de Enric Corbera en Sant Cugat. Se nos ha dado mucha información sobre el cuerpo humano y cómo los diferentes órganos reaccionan a los conflictos emocionales vivido por nosotros o por nuestros ancestros y a nuestras creencias sobre nosotros mismos y sobre la vida. Todo lo que he aprendido complementa otros estudios que he hecho este año sobre constelaciones familiares. Después de haber abordado distintos síntomas a través del árbol familiar o los genogramas, me maravilla ver cómo hay un inconsciente familiar que aflora en cada generación y se muestra en fechas que se repiten, patrones de comportamiento, síntomas, estilos de relación… He aprendido mucho, pero, sobre todo, que la vida es un misterio y que no sé nada de nada. Veo que nos enfermamos, que nos enredamos en sentimientos que nos intoxican, que quedamos detenidos en situaciones que nos perjudican, y seguimos buscando la solución donde no se encuentra, es decir, fuera de nosotros mismos.   Empecemos dando un pasito: tan solo darse cuenta de qué necesito, de qué es lo que me sienta bien y mal. Y dar un pasito en esa dirección, y fiarse de las tripas que te dicen por aquí sí, por allí no. Simplificando mucho, al final son cuatro situaciones básicas que me llevan a enfermarme ya...

Leer Más

II CONGRESO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL Y BIENESTAR EN ZARAGOZA 2015

Un regalito de la vida: he pasado cuatro días fabulosos en Zaragoza, como asistente al Congreso organizado por la asociación aragonesa de Psicopedagogía. Poco a poco iré rescatando apuntes, nombres, títulos de libros y experiencias que han quedado apuntadas en un montón de folios que me toca ordenar. Sin duda lo compartiré todo a través del blog, pero necesito tiempo para integrar tanta información y, sobre todo, para aplicarme lo aprendido. Me siento inmensamente agradecida también por los encuentros. Gracias a Carmen, por su maravillosa disponibilidad, a Ana, compañera de memorias, a Germán, que inconscientemente canalizó mi inmensa capacidad de curación, a Fermín, que me puso las pilas y me reorganizó un poco la cabeza, a Santi, un ejemplo de que algunos seres virtuales son también maravillosos seres reales… Otros nombres y otras experiencias se compartirán más adelante, pero no quería dejar pasar este momento. Necesitamos más encuentros de este tipo, en los que la gente realmente se esfuerce por ser cada día un poco mejor y más feliz. Ojalá supiera como celebrar mini congresos de inteligencia emocional en mi vida diaria, encuentros pro bienestar y felicidad, sesiones de compartir emocional.  Bueno, por lo menos estoy en el camino. Un abrazo a todos y gracias por haber hecho posible esta experiencia. Escrito por...

Leer Más

¿CULPA O ERROR?

¿Por qué dejar de usar la palabra culpa? La palabra culpa implica que hay algo en ti que no está bien y que merece castigo. Cuestiona tu esencia, tu verdadera naturaleza. En la tradición judeo cristiana, esta palabra va unida a la palabra pecado. Nacer sin pecado es nacer sin culpa, como opuesto a nacer ya imperfecto por naturaleza. Estos conceptos nos han hecho mucho daño a lo largo de nuestra historia familiar y social. Andamos siempre buscando culpables fuera de nosotros y cuando no los encontramos dirigimos el dedo acusador hacia nosotros mismos. Si nos sentimos culpables pensaremos que nos merecemos un castigo. Los castigos que infligimos van desde retirar a otros la palabra hasta negarnos la propia salud, enfermando como prueba de que no nos merecemos vivir. Pecado, culpa y castigo van de la mano, y son conceptos que al ego le interesa que ocupen tu mente porque así te apartan de tu función en el mundo que es la felicidad. No hables de culpa… Sustituye esa palabra en tu vida por la palabra “error“.  El error se puede corregir, el error se puede sanar, el error no exige castigo sino comprensión y amorosa aceptación. Fue un error, no te tortures más. Ya pasó, ya se corrigió. Tu naturaleza sigue siendo inmutable, magnífica, radiante. Bajo capas y capas de ego estás brillando como siempre lo has hecho....

Leer Más