Cuando refuerzas los errores
que otros han cometido, 
los aprisionas.


¿Y qué es reforzar un error?
Reforzar un error es recordarlo, comentarlo, echarlo en cara, buscar culpables…
¡Cuántas veces hacemos esto con nosotros mismos, incapaces de perdonarnos, incapaces de pasar por alto nuestros errores, nuestros fallos, nuestros defectos…!
No te aprisiones, no aprisiones a los otros.
Suelta esta noche en silencio. Libera, respira y suelta… 
Escrito por María