«Los sentimientos de dolor o de incomodidad de cualquier tipo no pueden ser causados por otra persona. Nadie exterior a mí puede hacerme daño. Eso no es una posibilidad. Sólo puedo ser dañada si me creo alguna historia. Y yo soy la que se hace daño creyendo lo que pienso. Estas son muy buenas noticias porque significa que no necesito que nadie deje de hacerme daño. Soy yo la que puede dejar de hacerme daño. Es parte de mi poder.»
Byron Katie